top of page
Buscar

TIEMPO COGNITIVO LENTO (TCL)

Actualizado: 11 feb

El TIEMPO COGNITVO LENTO (TCL) se define como un conjunto de síntomas conductuales, apariencia somnolienta, personas lentas, olvidadizas, confusión metal, “soñar despierto/a”, parecen estar “en las nubles”, hipoactividad física, letargo, apatía, pobre iniciativa.


El TIEMPO COGNITO LENTO (TCL), no es un término descriptivo formalizado y no se encuentra incluido en el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM). Se comenzó a estudiar, en gran medida, por las investigaciones sobre el déficit de atención/ hiperactividad. Se relaciona con dicho trastorno, del tipo inatento.


Estas personas muestran altos niveles de signos de inatención, pero a su vez, carecen de hiperactividad e impulsividad, características específicas del TDA-H. Por ello, se les relacionan con el subtipo inatento.


No manifiestan dificultades de inhibición motora, de hecho, se mostrarían demasiado inhibidas. Es decir, existen dos dimensiones diferentes. Una, es el aspecto de ensoñación y él otro tiene que ver con una dinámica de movimiento lento y letárgico.


La edad de presentación parece ser distinta, mientras las personas con TDAH los síntomas aparecen con frecuencia en etapa preescolar, el TIEMPO COGNITIVO LENTO (TCL) se muestra más tarde.Presentan un mayor grado de comorbilidad (término utilizado para describir dos o más trastornos que ocurren en la misma persona.) con otros de aprendizaje. Pero con un bajo índice con el Trastorno oposicionista y de conducta.


Respecto a las funciones ejecutivas, en las pruebas de evaluación, hay una incremento en la evidencia de resultados menos, pobres y generalizados, que las personas diagnosticadas con TDA-H.


La dificultad específica de TIEMPO COGNITIVO LENTO (TCL), se encontraría en falta de iniciativa, energía y motivación en las tareas de la vida diaria, en relación a la autoorganización y resolución de problemas, con sintomatología más leve, según el estudio realizado por Mc Brunett, K Pfiffner LJ, Frick PJ(2001).


Pueden ser trastornos distintos, pero ambos coexistir. Según los estudios, es posible que hasta en un 50%, los dos estén presentes. En este caso las disfunciones son mayores.


Desde varios estudios se apunta, a que el área de deterioro principal de TCL es la atención selectiva. La dificultad estriba en la capacidad de diferenciar lo que es importante de lo que no lo es, en un continuo de entrada de información, es decir, la manera en que esta se selecciona.Son personas que presentan enlentecimiento, se encuentran como abstraídas, pero en una distracción desde dentro, se pierden en sus pensamientos, en su introspección.

Tienen un mundo interior muy rico y se distraen en él. En el TDAH, la distracción proviene de estímulos externos, otra característica que los diferenciaría.


En lo que se refiere al ámbito académico, se confirma que el TCL no afecta a la capacidad intelectual o de aprendizaje. Se produce de forma más lenta, es decir, pueden tardar más en adquirir algunos procesos. Por sus características de somnolientos/as, les cuesta seguir las clases, una vez sucedido esto, por su falta de iniciativa, no preguntarían lo que no han entendido. Otra diferencia, sería que no se caracterizan por cometer excesivos errores en las tareas por su impulsividad, caso del TDAH, sino que son más por omisión y emplean un tiempo más prolongado. Presentan una velocidad de procesamiento lenta.


Según los estudios realizados (Skirbeck, B), tienden a mayores problemas en capacidades verbales y memoria a largo plazo, dificultad en el razonamiento abstracto, lectura y cálculo y mejores habilidades visoespaciales, donde las personas con TDA-H muestran menores valores.


Tienen dificultades en la entrada y filtración de información sensorial. Evidencian un procesamiento del pensamiento más desorganizado, con tendencia a perder el objetivo.

En conclusión, en el TDAH se produce por su limitada capacidad de inhibición de distractores y el TCL por lentitud en la ejecución.


Otra diferencia que se presenta entre ambas es en el perfil social. Los estudios del Dr. Russel A. Barkley (2011), concluyen que “las personas con TCL parecen reticentes, aprensivas, tímidas y socialmente introvertidas”. Los/as Sujetos con TDAH son a menudo intrusivos, charlatanes, poco asertivos/a y ciertamente muy activos y emocionales.


Como consecuencia de estos síntomas de actividad emocional, a menudo son rechazados/as por su entorno social.Las personas con TCL tienen relaciones sociales cercanas, quizás no tantos como los/as demás niños/as, pero bastantes más que con TDAH.

Su perfil social se caracteriza por una pasividad social, “hablan poco y quizás sean tímidos/as o introvertidos/as.”


En cuanto a las preocupaciones familiares, los/as progenitores/as de niños/as con TDAH presentan estrés respecto a la dificultad de controlar a sus hijos/as, es decir, se relacionan con el comportamiento, mientras que los/as de TCL, el origen se basa en el rendimiento académico.


Becker, concluye que TCL tiene una entidad propia y se puede clasificar lentitud, sueño diurno y síntomas motivacionales.


En conclusión, se deben seguir investigando y profundizando en el TCL para poder realizar una intervención adecuada y ajustada a las necesidades de estas personas.


Aprender con amor Enseñar con Amor
ARANCHA FDEZ.-CAVADA PUENTES.
Especialista en Orientación Educativa.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
AFC Psicopedagogía Creativa
bottom of page